En los últimos días ha sido un motivo frecuente de comentarios, tanto en el consultorio como en forma individual, el hecho de que las personas residentes en otras localidades no desean visitar nuestra ciudad, Acuña Coah., por temor a la excesiva violencia que aparentemente esta ocurriendo aquí. Es por ellos que es preciso comentar sobre lo que en realidad está pasando para evitar que toda esta desinformación afecte a aquellos que, por alguna necesidad, desean visitarnos.

Es cierto que debido a la enérgica campaña que el gobierno de la república ha emprendido en contra de las organizaciones comercializadoras de estupefacientes y a la lucha de estas organizaciones entre si por este mercado, la incidencia de choques violentos entre estas fuerzas se ha incrementado en el país y que nuestra ciudad no es la excepción. Sin embargo, la mayor parte de estos enfrentamientos ocurren entre las partes en discordia, es decir, entre la autoridad y la delincuencia organizada o entre los miembros de esta última. Las personas que no están involucradas en alguna manera con actividades delictivas tienen un riesgo similar de verse involucradas en estos hechos a el riesgo que se tiene en alguna otra ciudad de tamaño similar a la nuestra en otros países e, indudablemente, menor al de muchas ciudades más grandes en cualquier país desarrollado como los mismos Estados Unidos. Esto es fácil de corroborar simplemente viendo las noticias de lo que ocurre en las grandes ciudades fuera de México.

También es cierto que si uno no es precavido puede incurrir en más riesgo de verse involucrado, pero esto es válido para prácticamente cualquier ciudad del mundo. Deambular por lugares desconocidos, a altas horas de la noche, es riesgoso en cualquier lugar y, por otra parte, ninguna garantía de que algo desagradable pueda pasar.

En Cd. Acuña, los residentes y las personas que desarrollamos nuestra actividad profesional seguimos nuestras actividades cotidianas con la misma naturalidad en que lo hemos hecho siempre y, personalmente, no hemos tenido que sufrir ningún asalto a nuestra integridad física. De hecho, nos consta que la mayor parte de los comentarios que circulan entre las personas foráneas son rumores totalmente infundados que, en ocasiones, son hasta ridículos en la magnitud de las situaciones que se comentan.

Nos consta que la mayor parte de los comentarios que circulan son rumores falsos.

Si Usted desea visitar nuestra ciudad con motivos turísticos, médicos, para la adquisición de bienes o servicios o para visitar a su familia o amigos, la situación es similar a la que ha sido en los años pasados. No hay motivo de temor si no tiene nada que ver con actividades ilícitas y se mantiene dentro del perímetro comercial de la ciudad. Las cosas malas le pasan a los malos y la probabilidad de verse involucrado en esta situaciones es realmente baja. No se deje influenciar por rumores que, como bola de nieve, van creciendo de boca en boca cuando cada persona contribuye un poco o un mucho al rumor hasta hacerlo una enorme mentira. Acuña sigue siendo una ciudad segura para sus visitantes del sector comercial y de servicios.