Como probablemente es de su conocimiento, el pasado 12 de enero la república de Haití, la más pobre de nuestro hemisferio, fue el epicentro un sismo de intensidad sin precedente en la región que privó a millares de personas de la vida y destrozó la mayor parte de la poca infraestructura del país.

Los sobrevivientes están necesitados de ayuda y, por fortuna, el mundo ha respondido. Pero todo parece indicar que la magnitud del desastre es tal, que esta ayuda es insuficiente. Por este motivo el Colegio Médico de Acuña, que me honro en presidir, de acuerdo con su ideal de servicio, pide a sus miembros y a la comunidad médica en general que nos ayuden a ayudar a estas personas. Sus donaciones de medicamentos, en particular antibióticos, analgésicos y antiinflamatorios y material de curación se harán llegar a los centros de acopio para que a su vez sean enviados a Haití.

Recibiremos sus donaciones en la Clínica Navarro, localizada en Juárez 150 sur entre Hidalgo y Madero los días 19 y 20 de enero de las 9 a las 19 horas para hacer entrega del material donado a la mayor brevedad posible, ahora que es tan necesario.